¿Veis a Beuys?

Iván de la Nuez

 

BLOG-BEUYS TRAJE

 

En medio de un insomnio, Joseph Beuys… (?)

Me veo a mí mismo, en la primera fase de mi exilio (uso, en diminuto, el posesivo “mi”, pues eso que llamamos El Exilio se ha convertido en algo tan inasible como eso que llamábamos El País).

Me veo en México, DF, hace casi veinte años, en el Museo Carrillo Gil, para ver en directo, por primera vez, una exposición de Beuys.

Hay que volver a esos primeros y extraordinarios dibujos. Al Beuys anterior a Beuys, antes de la caída del avión y todo eso.

A los dibujos de un tipo que quería volar.

Me veo en Berlín, quince años más tarde, solo frente a un vídeo suyo donde explica todo lo que vino después de aquel naufragio -entendiendo el alemán.

Ahí lo tenemos: el paradigma de la contextualización, de la implicación en el Universo del Otro, conviviendo con las tribus y haciendo amistad con un coyote, rodeado de fieltro y de nieve, el hombre moderno que consiguió el retorno del arte a la naturaleza.

-En todo eso hay un error-, así me digo.

La grandeza de esta obra radica, precisamente, en su fracaso. En esa franja de lo no alcanzado con ella.

Todo no es más -ni menos- que la historia de un forastero que se implicó en esos mundos sin que pudiera dejar de ser un extraño en todos.

Share