¿Qué fue de Jorge Sanz?

Iván de la Nuez

 

 

 

Hoy, viernes 12, Canal Plus estrena una miniserie de seis capítulos: ¿Qué fue de Jorge Sanz? Está dirigido por David Trueba (guión suyo y del propio Sanz) y el pasado lunes tuvo lugar un pre-estreno en la sala Arteria (antiguo Studio 54), de Barcelona. Allí, vimos dos episodios: “Orzuelo” y “Banda sonora”.

Se trata de un ¿documental? en el que Jorge Sanz “actúa” de Jorge Sanz. Una serie a la que no le falta ficción y en la que, sin embargo, todo es verdad. Que indaga en el declive de Sanz y en el ocaso de una carrera a la que no le faltó ni el éxito ni la precocidad. (Algunos todavía recuerdan a aquel niño de Conan el Bárbaro, película que debió convertirlo en algo parecido a un Christian Bale castizo).

El éxito es un territorio perfecto para el caos. El problema surge cuando a la gente que lo alcanza se le suele pedir que lo convierta en Orden (con mayúsculas). Como si fuera la norma y no la excepción, lo cotidiano y no lo extraordinario.

En el caso que nos ocupa, el actor expande su experiencia caótica hasta el punto de que no consigue lidiar ni con el éxito ni con el fracaso. No sabe qué hacer con la precocidad; menos aún con la experiencia.

Tratándose de un Peter Pan, no resulta desmesurado –aunque sí hilarante- su paralelo entre las chucherías infantiles y las drogas “adultas”. “Tú tienes que controlar a las chuches” –le recomienda a su hijo-, “ellas no te controlan a ti”.

Sin tremendismos, pero sin concesiones, David Trueba nos hace reflexionar sobre el modo en que el éxito se convierte en caos. Y en cómo ese caos se transforma en una posibilidad creativa. (La redención aquí no entra en la ecuación: después de Tarantino con Travolta eso es un territorio baldío).

Esta serie pone en entredicho el propio estatus de serie. Este actor, en un mundo tan vanidoso, se ríe de sí mismo. En su apariencia sencilla, esta es una comedia sobre el éxito y una tragedia sobre el fracaso. O al revés. ¿Qué hacer con la precocidad? ¿Qué hacemos con la experiencia?

Mientras más hilarante, mas trágico resulta el asunto. Una vez que empezamos a compadecernos, pasamos rápidamente a la carcajada o, en el mejor de los casos, a un chasquido de la lengua: “este tipo no tiene arreglo”.

¿Qué fue de Baby Jane?, Porca Miseria, ¿Cómo ser John Malkovich?, El show de Truman y otras tantas vienen a la mente cuando vemos ¿Qué fue de Jorge Sanz? Mucho más próxima, aunque menos conocida: JCVD, la película en la que Jean-Claude Van Damme se redime haciendo de sí mismo contra sí mismo…

Y, claro, ahí está I´m still here, el falso documental de Casey Affleck sobre Joaquim Phoenix.

En un plan sencillo e ibérico, David Trueba marca una diferencia. Affleck habla de alguien que ha conseguido timar al mundo del espectáculo. ¿Qué fue de Jorge Sanz? habla de alguien que, aunque no lo consiga casi nunca, sabe que lo más importante es no dejarse timar por ese mundo.

Share