Un periodo de mandato

Iván de la Nuez

El pasado 30 de marzo, este blog cumplió cinco años. Sin duda, ha sido un blog personal, aunque no un dietario íntimo (“conocí a”, “almorcé con”, “estuve en”). Tampoco ha cumplido del todo una labor promocional: ha sido, sobre todo, un hobby y una herramienta para compartir o experimentar ideas y proyectos -cosas que podrían pensarse.

En los últimos meses, es obvio que ni siquiera ha ejercido, propiamente, como un blog. (Me he limitado a colgar textos que no clasifican necesariamente como post, entre otras cosas porque no se han concebido como tales).

Esta es una inercia que no merecen los lectores que nos han seguido durante este lustro. Me resulta obligatorio pedir disculpas por esta situación que se parece mucho a la desidia. Pero, más allá de mis dudas actuales sobre este formato, y como consecuencia de ellas, hay una razón de peso para explicar este impasse: estamos tratando de convertir este blog en “otra cosa”.

Agradezco muchísimo el intercambio de estos cinco años y espero que pronto compartamos un espacio diferente.

De momento, continuará tal cual hasta que tenga lugar su transformación.

En ningún caso cambiará de dirección ni dejará de estar alojado en Technologies To The people.

Marcador