Hitchens o la literatura del ensayo

Iván de la Nuez

Cristopher Hitchens, como no podía ser de otro modo, ha dado lugar, desde ayer, a muy inteligentes despedidas. Proeza extraordinaria de este autor: su agudeza no sólo le ha servido en vida, sino también “en muerte”. Para empezar: le ha salvado de que sus supervivientes tengamos que soportar una cascada de necrológicas ñoñas.

En esa línea, no me resisto a recomendar el artículo de Javier Rodríguez Marcos en El País: “Literatura de verdad”. Una necesaria llamada de atención sobre la literatura –La Literatura- del polemista fallecido.

Como si Montaigne o Marx, Foucault o Canetti, Davenport o Huxley, Weinberger o Ferlosio no hubieran estado a la altura de los novelistas de sus tiempos.

O como si no fuera constatable que, incluso, se les adelantaron. Tal es el caso de Octavio Paz o Fernando Ortiz –anteriores al boom latinoamericano, aunque no precursores (sus caminos se abrieron hacia otra perspectiva)-, cuyas escrituras contradicen la cacareada afirmación de que ese movimiento cambió “la literatura” en castellano. (Lo que cambió fue la novela).

Ya volveremos sobre este tema, siempre recurrente en este blog. Pero ahora es mejor leer este artículo que es, también, un acto de justicia. Con Hitchens y con el ensayo. Es decir: con la literatura.

Share