En dirección contraria

Iván de la Nuez

 

NIGERIA CIRCUS 

Ojuelegba, 2005 

 

A veces, el malestar urbano de George Osodi (Lagos, Nigeria, 1974) resulta bastante parecido al que nos inquieta en Occidente. De modo que, cuando esperamos la diferencia, se nos entrega algo similar a nosotros mismos. Pero, cuando esperamos la asimilación, este fotógrafo rompe las reglas de juego e irrumpe a partir de la diferencia. Cabinas telefónicas, prostitutas en la noche, un hombre que pasea con una hiena… En la multitud hay alguien que resalta, sólo que su diferencia no es tenue ni festiva, sino violenta. Los seres captados por Osodi se distancian –en un gesto, una conducta, cualquier ademán- del totalitarismo de la masa amorfa. Van en dirección contraria, capaces de descolocar al tráfico y a nuestras percepciones.

 

amsterdam I 2009

Amsterdam, 2009

 

Esta obra no juega con lo que vemos sino, sobre todo, con lo que esperamos. Pasear con una hiena, salir en plena noche, incluso morir: son actos que violentan lo cotidiano y, sin embargo, son también cotidianos.

Cotidianos pero no rutinarios.

Expulsados del paraíso, estas personas se han abandonado a construir un infierno urbano en el que no están del todo cómodos, pero tampoco resignados. Han roto su contrato con la realidad sobre la base de armar otra que nos pilla desprevenidos. Los sujetos de Osodi ni se disfrazan ni pueden esconderse. Están en plena calle, y allí mantienen una vida a contracorriente. En el Delta del Níger, en Oslo o en Amsterdam, este es su destino.

 

stavanger I 2008

Stavanger, 2008

 

Share

0 comments ↓

There are no comments yet...Kick things off by filling out the form below.

Leave a Comment