Orlando Zapata Tamayo

Muere, a los 42 años, Orlando Zapata Tamayo, como consecuencia de 85 días de huelga de hambre en Cuba.

 

 

lazo_luto_pegatina[1]

Share

5 comments ↓

#1 Josán Caballero on 02.24.10 at 2:04 pm

Hola, Iván, nos conocemos de San Antonio de los Baños, soy José Antonio Gutiérrez Caballero, el poeta y periodista, amigo de Evelio y Daniel Arango Sandoval, quienes hacíamos juntos la Peña Literaria de la Quintica, pero ahora entro para saludarte y dejarte mi duelo escrito por Orlando Zapata Tamayo. Cuando quieras me visitas y charlamos otro día, un gran abrazo, hermano.

La Patria tiene un astro nuevo: ¡ORLANDO ZAPATA TAMAYO ha muerto, para vivir su propia libertad!
Debiera tener un astro nuevo,
cuando cae en la patria un hombre
que la defiende»
JOSÉ MARTÍ
Un hombre-astro, papalote dueño de su propia libertad
Todos los cubanos hemos podido corroborar hoy que la vida y los anhelos nacionalistas de Orlando Zapata Tamayo fueron siempre de una vocación patriótica y una valentía impresionante, tanto como los del personaje Martino, en el drama indio «Patria y Libertad» (1877), de nuestro José Martí:
Pues él, como el quetzal, al enjaularlo,
muere en la jaula, de dolor y pena.
Martino ansía la muerte una y mil veces
a esclavo ser, sin patria ni bandera.
De ese modo entregó su patriotismo Orlando Zapata Tamayo, en beneficio de la libertad de Cuba. Ni con la muerte pudieron doblegarlo los castristas, porque él prefirió morir como el quetzal, y entregar su alma a la vida eterna por la independencia de su isla, al igual que nuestro Martí, quien siempre consideró que «hay dos vidas, la que se arrastra, y la que se desea», por lo que, no cabe dudas de que Orlando Zapata deseó la única posible, para alcanzar la verdadera dignidad y expresión del ser humano, que es su libertad total. Remedando el mensaje de nuestro Apóstol, puedo decirles hoy que: Un hombre que cae por la patria nueva, como Orlando Zapata Tamayo, es un astro de su infinita libertad.

Banderas a media asta en nuestros corazones, por Orlando Zapata Tamayo, un héroe de la infinita libertad de Cuba.

José Antonio Gutiérrez Caballero
Miami, 23 de febrero del 2010.

#2 Lazaro Gonzalez on 02.24.10 at 6:23 pm

Comparto con ambos el mismo sentimiento.

#3 Pablo Felipe Pérez Goyry - Contextus on 02.25.10 at 5:48 pm

¡YO ACUSO DE HOMICIDA, A LA DICTADURA CASTRO CUMUNISTA!

Amigas y Amigos: Ha muerto en una mazmorra de la dictadura castro-comunista, el preso de conciencia cubano Orlando Zapata Tamayo.

Una vez más, el terrorismo de estado y el absolutismo visceral de una dictadura prehistórica y demencial ha cobrado otra vida de un opositor al régimen castrista.

Orlando Zapata, es otra victima del castrismo, ha fallecido ayer 23 de febrero de 2010 en La Habana, Cuba, después de más de tres meses en huelga de hambre en reclamo a que se le trate como un preso político.

¡YO ACUSO DE HOMICIDA, A LA DICTADURA CASTRO CUMUNISTA!

Los hermanos Castros y los cómplices son asesinos, porque sistemáticamente niegan que en la isla existan presos políticos. Orlando Zapata Tamayo es un ejemplo de sí hay presos políticos en la hondura de las mazmorras castro-comunista y que están en peligro de tener el final de Tamayo, porque están sometidos a torturas y a las puertas de la muerte.

Todos los cubanos, incluyendo los amigos del régimen, saben que en Cuba se castiga por pensar diferente, que el gobierno persigue y coacciona a los que luchan por la libertad y la democracia en el archipiélago cubano.

En estos tristes momentos para todos los cubanos y los defendedores de la libertad y la democracia, comedidamente quiero hacerles llegar a Doña Reina Luisa Tamayo, madre de Orlando Zapata Tamayo, y a los familiares y amigos la solidaridad y condolencias, así como el acompañamiento en el dolor, por la muerte del ser querido.

Reciban un abrazo fraternal y los mejores pensamientos.

¡¡Abajo la dictadura castrista!!

¡Libertad para los presos políticos en Cuba!

¡No más silencio cómplice!

Por Pablo Felipe Pérez Goyry
Editor y Analista Socio-Político
Contextus
http://contextuspablofeliperezg.blogspot.com/2010/02/yo-acuso-de-homicida-la-dictadura.html

#4 elisa on 02.25.10 at 9:31 pm

Hoy es realmente un día de dolor y de duelo.

Iván, escuché esta tarde unas palabras que me llevaron hacia allá. Eran muchas pero el principio y el final decían así:

Direm la veritat, sense repòs (…)
(…) Ve per la nit remor de moltes fonts:
anem tancant les portes a la por.

Que es lo mismo que:

«Diremos la verdad, sin reposo (…)
(…) Viene en la noche el murmureo de muchas fuentes:
vamos cerrando las puertas al miedo»

Lo dijo Salvador Espriu en uno de los poemas de «La pell de brau».

Ojalá se cierren las puertas del miedo, amanezca en Cuba y podamos olvidar la oscuridad, el dolor y el duelo.

#5 Barbarito on 02.26.10 at 3:37 pm

La ‘Biblioteca cubana de Barbarito’ está de luto. No tengo palabras.
Solo les dejo esta frase:

Orlando nos ha dejado una semilla…

Leave a Comment