Ciber-Foie en Barcelona

Iván de la Nuez

Esta tarde, Alfredo Triff presenta su libro Hígado al ensayo (ilustrado por Luis Soler) en el centro cívico Golferichs, Barcelona. Hígado… es el compendio de “60 recetas biliares”; y el resultante del traslado al papel del avatar de Triff como blogger. Con sus tachaduras y sus urgencias. Y, en general, con todo lo que carga, y se deja, la escritura apremiada de los blogs. Hace poco, otro blogger de Miami, Emilio Ichikawa, certificaba como inaceptable el hecho de que alguien corrigiera los textos una vez aparecidos en su bitácora, dado que lo efímero y lo contingente, a fin de cuentas, es precisamente lo que dotaba de sentido a la escritura que se desarrolla en este soporte.
Triff parece coincidir con esta máxima, hasta el punto de evidenciar, en los textos ahora impresos, las “marcas” de su anterior existencia en la red. Cabría, sin embargo, apuntar aquí una salvedad. Y es que Alfredo Triff ya hacía uso de un “lenguaje blogger” antes de que existiera la blogosfera. Quien quiera remitirse a libros suyos anteriores -como ¿Qué podemos hacer? o, sobre todo, Pulpa– podrá constatarlo. Quien escuche sus discos –21 Songs Broken At Once, Boleros Perdidos o Dadason– podrá comprenderlo. Quien navegue por las bitácoras que Triff alienta –Tumiamiblog y Miami Bourbaki– podrá compartirlo.
Si alguna vez el múltiple trabajo creativo de Triff se desarrollaba en círculos concéntricos -el del músico, el del profesor de filosofía, el del ensayista, el del crítico-, en estos momentos todo eso está marcado por una amalgama que hace indivisibles las fronteras de su obra.
Así las cosas, Hígado al ensayo (dada Editores) está a medio camino entre la Farmacia de Platón y una descarga cubana en algún tugurio que se niega a cerrar (aunque desde fuera parezca cerrado). Con un lenguaje peculiar, que nombra a los protagonistas y los acontecimientos “a su manera”, Triff desata un “idioma” que va de la “culología como arma crítica” al “susodicho” como arma tóxica. De la Raultroika a la Ch€miótica. Del “embargo de la discusión” al “chicharrón de poeta”. De la “arqui(escul)tura de Matta Clark” a la “erótica telemática”. De “las Dos Cubas” a los “Dos Castros” y de ahí a la “intuición segurosa del estilo”. Todo ello mediante la persistencia de una escritura de tradición inequívocamente “marielita” (Triff formó parte del éxodo del Mariel en 1980) con sus respectivas dosis de Bataille y de Arenas.
Tal vez el corazón, romántico como se le supone, sea el órgano que mejor representa la victoria (o la derrota). Pero el hígado es sin duda el que mejor representa la resistencia (los hay que merecen incluso un monumento). Estas “60 recetas biliares” corroboran esa lección de anatomía y construyen un libro que es, sobre todo, una saludable resistencia al lenguaje de la estandarización.

Marcador

7 comments ↓

#1 nappy hair on 12.28.10 at 2:41 pm

Sounds good!!! Que interesante y donde se encuentra el libro? Muchos saludos y felices fiestas.

#2 geKain on 12.28.10 at 6:37 pm

No me gusta el hígado, pero este suena tan ecléctico como apetitoso…Hace poco leí una reflexión de Tripp sobre facebook, que me pareció de las mejores -y más sabrosas- que he leído sobre ese ambiguo espacio de voyeurismo. Un abrazo de fin de año, E.

#3 bubbles on 12.28.10 at 6:51 pm

Ivan te gusta mucho la palabra avatar.

#4 IváN on 12.29.10 at 7:46 am

nh: El libro está a la venta desde la Feria del Libro de Miami.
geKain: Lo de Facebook de Triff es muy bueno y un camino con recorrido por delante. Recomiendo también un proyecto de Fontcuberta sobre la imagen de las adolescentes -como nuevas Alicias- ante el espejo y ante esas redes.
bubbles: Me gustan todas las palabras, aunque no en el mismo texto.
¡Felices Fiestas! O simplemente Felicidad. Y sino, simplemente Fiesta.

#5 geKain on 12.29.10 at 9:24 pm

Iván, que coincidencia, hoy precisamente estaba presentando lo de Fontcuberta (y también las connotaciones del filme de David Fincher sobre Zurkecberg) a unos artistas jóvenes de varios países de centroamérica en un seminario que estoy dando en Nicaragua; y también lo trabajo con alumnos de fotografía en la universidad de Costa Rica cuando les doy a leer fragmentos de La cámara de Pandora. Juan Antonio Molina presentó esto de Fontcuberta en una invitación que le hicimos para que hiciera un taller y me pareció alucinante la cantidad de imágenes que ha recopilado Fontcuberta con esta metáfora de “Alicia” en clave semi-porno, o posporno…Un abrazo y mejor algo de felicidad más fiestas (sobre todo en esta época)…

#6 Daniel A on 01.04.11 at 11:20 am

Me gustaría saber más de qué es una escritura “marielita”. Entiendo que viene de un éxodo común de los cubanos o algo así.

#7 IváN on 01.04.11 at 5:32 pm

D: En distintos textos y críticas he seguido el fenómeno del grupo Mariel o la trayectoria individual de algunos de sus integrantes, como es el caso de Arenas y otros. Fueron publicados en revistas, catálogos o diarios españoles como Lateral, Encuentro, Ajoblanco, La Vanguardia, El Periódico, etc.
Te mando por email los que tengo a mano o el link donde aparecieron. Ojalá te aclaren algo el tema. Saludos.

Leave a Comment