Estatuas, momias y otros enemigos contemporáneos

Iván de la Nuez

Estatuas y momias han protagonizado esta semana. En el derribo de un monumento franquista en Barcelona, en una votación por internet para decidir la sepultura definitiva de Lenin en Moscú, en esos voluntarios y militares unidos para custodiar las pirámides en el Egipto de la gran revuelta contra Mubarak…

Estemos o no de acuerdo en enterrar de una vez y por todas a Lenin, o echar por tierra una estatua consagrada a la victoria de Franco en Barcelona, lo cierto es que ambas acciones tienen un regusto anacrónico. Hasta el punto de que, entre los partidarios de hacerlos pasar a mejor vida, mucha gente se columpiaba entre un «¡Por fin!» y un «¿Ahora?». Había también detractores de diverso calado. Franquistas y leninistas tardíos; o alguna gente que, como es mi caso, entiende que los países también están hechos de sangre y no es cuestión de camuflarla.

El «allí fue» y el «así éramos», tan berlineses, puede tener más valor que diez cursos de historia.

Egipto es otra cosa, porque nos remite al presente del mundo y a sus muy curiosas paradojas. Primero porque allí, como en Túnez, se quiebra, como escribía Javier Valenzuela, ese clisé según el cual los árabes —como antes los latinos— son incompatibles con la democracia. Segundo, por la complicidad de un mundo occidental —particularmente Estados Unidos, Israel y Europa— que no ceja en la lógica de las Cruzadas. Tan obsesionados por combatir el terrorismo como incapacitados para compartir la democracia que pueda asomar en esa zona.

Mientras ese Occidente sostenía —con o sin disimulo— a un Mubarak hierático como las momias del pasado, este tuvo tiempo de reaccionar y revolverse. Así, como un Boris Karloff, una película de serie B o uno de esos monstruos de Preston & Child, regresó del «más allá» donde se le suponía un destino seguro para sembrar el caos y hacer correr la sangre. Para cerrar el círculo de una semana que empezó con la gente derribando una estatua en Barcelona y ha acabado, de momento, con una estatua intentando derribar a la gente en El Cairo.

(*) Publicado originalmente en Diario de Cuba, en la columna «La semana en una imagen».

Share

3 comments ↓

#1 Tweets that mention Estatuas, momias y otros enemigos contemporáneos — Iván de la Nuez -- Topsy.com on 02.05.11 at 9:09 am

[…] This post was mentioned on Twitter by Todo sobre Cuba and CubaBlog.FeedCluster, Iván de la Nuez. Iván de la Nuez said: Estatuas, momias y otros enemigos contemporáneos – http://www.ivandelanuez.org/?p=1787 […]

#2 sigueleyendo.es on 02.05.11 at 10:09 am

[…] de la Nuez, sobre los monumentos de nuestra memoria y las cosas de Egipto. ¡Comparte! […]

#3 carla on 02.05.11 at 5:56 pm

eeevan, ivan. La semana no habia aun terminado…. se derrumbo la estatua del Cairo. :+)

Que estes muy bien y gracias.

Leave a Comment