Cultura y 15-M. Una encuesta

Iván de la Nuez

En su edición del pasado 19 de agosto, el diario Público dio a conocer un amplio reportaje sobre el impacto del 15-M en la cultura y en la futura política cultural española. El periodista Jesús Miguel Marcos lo acompañó con una encuesta en la que el filósofo Javier Gomá, el curator Rafael Doctor y este servidor respondíamos a las mismas preguntas. Estas tenían como punto de partida las propuestas elaboradas por la asamblea de cultura de Plaça de Catalunya. El reportaje salió publicado en la edición de papel, pero no en la digital, de modo que mucha gente no pudo verlo. Por sugerencia de algunos amigos, publico aquí mis respuestas de entonces.

1. ¿Qué valoración general haces de estas propuestas?

Mi valoración es muy positiva. La comisión demuestra conocimiento, saber hacer y una idea de lo público que va mas allá de lo meramente estatal. Me parecen propuestas bien pensadas, con argumentos sólidos, hechas por gente de largo recorrido en el ámbito cultural. Nada que ver con la imagen improvisada o desaprensiva que algunos han divulgado.

2. ¿Son reivindicaciones realizables, posibles?

Son reivindicaciones perfectamente realizables pero ahora mismo imposibles. La cultura era prácticamente el último reducto de la socialdemocracia y eso ha terminado. De hecho, el documento parece situarse en un horizonte en el que los recortes serían evitables pero la realidad es otra. Es sobre el desmantelamiento de lo público en el que se situará la cultura y no en la posibilidad de evitarlo. De manera que las instituciones públicas que continúen, tanto como las iniciativas privadas que se planteen lo público en un futuro inmediato, lo harán bajo un cierto hálito de resistencia a esta tendencia. También veremos aparecer un sistema cultural orgánico surgido de la privatización.

3. ¿Qué propuesta te parece especialmente necesaria o urgente y por qué?

Todas las que apunten a un estatuto jurídico: bien sea para derogar o para establecer leyes.

4. ¿En qué propuesta no estás de acuerdo?

Más que una propuesta concreta, me cruje una cierta atmósfera igualitaria. No todas las instituciones -sean privadas o públicas- son iguales. Como no todos los creadores son iguales. Afortunadamente, la cultura no es un western maniqueísta entre buenos y malos. Funciona también sobre la disensión, enfrentamientos muy arduos y vanidades extremas. Incluso en aquellos que pregonan las mejores causas. A veces sobre todo en ellos.

5. ¿Qué echas de menos en este documento?

Un énfasis mayor en la palabra talento.

 

(*) En la imagen: acciongrafika15m.blogspot.com

Marcador

0 comments ↓

There are no comments yet...Kick things off by filling out the form below.

Leave a Comment