Uno y la política

Iván de la Nuez

 

En la era de la política, el problema consistía en que, aunque a uno no le interesara la política, a la política sí que le interesaba uno.

En la era de la pospolítica, el problema consiste en que a uno sí le interesa la política, pero resulta que a la política uno le importa un carajo.

(*) La imagen es de Rogelio López Cuenca.

Share

2 comments ↓

#1 Sonia on 05.21.13 at 4:12 pm

Si la política funcionara debidamente, fuera un manto protector invisible. Nos, pudieramos ocuparnos más, en vez de en la política, en regar las plantitas. Pero es que casi nunca toma la política un termino medio, siempre es o mucho, mucho, o, aparentemente, nada, nada…

#2 Ernesto Fernandez Mont on 06.02.13 at 11:42 pm

Pues, Sonia, eso es la política, querida. Ni lo hace funcionar debidamente ni toma la politica un término
medio. Los términos medios siempre son medios.
Pareces ingenua pero no lo eres…siempre es mucho, mucho, o aparentemente eres nada, nada…o lo asumes
así para poder soñar con hacer el manto protector invisible. Cosa de magos y puertas ocultas.
O nos ponemos de acuerdo porque a estas alturas
sabemos que en política cuasi nada se hace
»’debidamente»’.

Leave a Comment